Vicente del Bosque: "Todos los que estamos expuestos al público somos responsables de tener comportamientos éticos"

"Esfuerzo, solidaridad, integración, respeto... Todos los valores añadidos al deporte, que son también los de la vida" son, en palabras de Vicente del Bosque, "los valores esenciales que hay que transmitir a los jóvenes".

 

 

El ex seleccionador nacional impartió el pasado 4 de abril, una charla organizada por el Espacio Victoria en el Teatro Victoria de Madrid, invitado por la Escuela del Deporte. Durante su intervención hizo un recorrido por los momentos más significativos de su carrera profesional, poniendo especial énfasis en los valores aprendidos de sus experiencias, tanto las que le otorgaron sus victorias más renombradas como aquellas que pudo extraer de las derrotas. Lo importante, insistió, es "saber comportarnos en cualquier situación". En la charla estuvo acompañado por el periodista José Manuel Muñoz, quien fuera entre otras cosas jefe de Deportes en Onda Cero, y por Francisco Iglesias, director internacional de la Escuela del Deporte.

Del Bosque recordó cómo, al entrar en el Real Madrid y conocer, entre otros, a un "líder moral" como Santiago Bernabéu, fue naciendo en él el "sentimiento tan necesario de fidelidad a una empresa, que es algo atemporal, del pasado y del futuro". Del Bosque reconoció que esa primera etapa de juventud en el Real Madrid le permitió desarrollar una "fortaleza emocional grande" para entender que en el deporte se gana y se pierde, y que hay que tener temple en la victoria para que no se suba a la cabeza, y también temple en la derrota, "para no hacer un drama".

Para Del Bosque es importante trasladar a la juventud la importancia de saber admitir la derrota, "porque eso también hay que saber hacerlo". "Estamos aquí porque creemos que el deporte integra, y tiene unos valores que hay que transmitir a los jóvenes. Hay que educarles para la vida, como hicieron conmigo en el Real Madrid", explicó.

Responsabilidad de jugadores, entrenadores y medios

Asimismo, Del Bosque destacó la gran responsabilidad que tienen los personajes públicos de tener un buen comportamiento. "Los jugadores son bastante egoístas", dijo, y resaltó que, si bien es muy bueno ser un apasionado de su profesión, "es fundamental que un jugador sea generoso, porque con su imagen y comportamiento repercute en quienes le ven y le siguen". Puso como ejemplo el caso de los jugadores que se resisten a ser sustituidos en un partido sin entender que se trata de un equipo, y no de los intereses o deseos personales de nadie. "No pueden protestar porque les cambien, no pueden ser egoístas, porque los jóvenes imitan todo eso, imitan los comportamientos, y por eso son responsables de lo que hacen", insistió.

 

 

También se refirió a la responsabilidad de los entrenadores cuando realizan declaraciones ante los medios: "Hay que ser neutros, no teatralizar la victoria ni hundirse en la derrota". En este sentido destacó que "el triunfo sin honor es un fracaso", entendiendo en honor como "saber conducirse de la mejor manera posible", ajustándose a las reglas del juego y no saltárselas, y volvió a insistir en que "todos los que estamos expuestos ante el público somos responsables de tener comportamientos éticos y conducirnos por la vida de la mejor manera posible".

Del Bosque apuntó también el daño que hacen los medios de comunicación al fútbol y al país cuando ponen mucho más el acento en las cosas negativas que en las positivas. "Se pone el acento en lo malo pero se olvida lo bueno", apuntó, destacando acto seguido cosas como los campeonatos y torneos que se promueven entre los más jóvenes, los nuevos y mejores equipamientos de los clubes más modestos o el fútbol femenino. "Hay cosas que se han hecho francamente bien", insistió. También sobre la responsabilidad de los medios ha resaltado que "es más importante unir que desunir", para lo que destacó el ejemplo de Nelson Mandela, que entendió que el deporte puede unir lo que no une la política.

Del Bosque ha recordado que, si bien el fútbol español ahora tiene muchas simpatías, "no siempre ha sido así". Hubo un tiempo en el que los jugadores eran contrarios a ir a otros equipos en el extranjero, o que los entrenadores se fuesen, pero la juventud ha ido evolucionando y hay jóvenes canteranos que han fichado por clubes extranjeros y están haciendo una gran carrera en ellos. "Ahora no tenemos los complejos que teníamos antes", ha dicho.

Las cualidades del buen entrenador

Acerca de las características y cualidades que debe tener un buen entrenador, Del Bosque señaló que son "saber escuchar y saber comunicar". Para Del Bosque, "escuchamos poco porque estamos acostumbrados a querer llevar la razón, pero hay que escuchar lo que dicen los demás". Respecto a la comunicación, antes los entrenadores "gritaban, te echaban la bronca de una forma que era casi una agresión, pero no comunicaba", ha recordado, "ahora se va hacia una comunicación más correcta", explicando lo que ha fallado y enseñando a los jugadores cómo hacerlo bien".

Según Del Bosque, "ser líder se basa en la influencia que tenga uno sobre los demás para influirles positivamente. Esa es una gran tarea en un entrenador, porque lo importante es al entrenador le crean, si no le creen... mal asunto".

Del Bosque señaló también la importancia de todo el conjunto de personas que integran un equipo, y que no son sólo los jugadores y el entrenador. Gente como el equipo médico, por citar alguno que "desde su discreción y buen hacer hacen más fácil el trabajo a todos y, además, unen. Ayudan a crear un ambiente sano y una convivencia buena, porque desde un vestuario viciado es muy difícil alcanzar la victoria. Ellos colaboran para que el ambiente sea más propicio para poder ganar".

El ex seleccionador habló también de los valores más destacados que hay que enseñar a los jóvenes: "esfuerzo, solidaridad, integración, respeto... Todos los valores añadidos al deporte, que son también los de la vida".

Del Bosque aprovechó para dar un toque de atención sobre los incidentes producidos en los equipos infantiles y juveniles, tristemente protagonizados por padres y abuelos de los jugadores. "El mundo del deporte necesita respeto. Respeto al árbitro, al contrario, a los compañeros... eso es fundamental. Pero vemos a padres teniendo comportamientos inadecuados frente a sus hijos, con comportamientos muy proteccionistas con ellos que olvidan el conjunto, no piensan en el equipo". Esa es, en palabras de Vicente del Bosque, "una de las cosas malas del fútbol" que, además, "tiene mala solución".

Para finalizar destacó que, de sus 36 años de recorrido en el Real Madrid se queda "con un sentimiento de pertenencia grande, de apagar la luz al salir del vestuario, de comer un bocadillo en vez de ir al restaurante y de todas las cosas que miraban por el bien del club", una pertenencia traducida en un fuerte sentimiento de responsabilidad.

Agradecimiento a una forma de vivir el deporte.

 

Al finalizar la charla , Francisco Iglesias, director internacional de la Escuela del Deporte, hizo entrega a Vicente del bosque de un obsequio, consistente en una reproducción de la Victoria de Samotracia, así como una placa conmemorativa , destacando el agradecimiento de la institución por el "apadrinamiento" del ex seleccionador nacional, así como por la impronta humana que ha dejado en el deporte y en el resto de ámbitos de su vida.

 


 

SOBRE LA ESCUELA DEL DEPORTE

La Escuela del Deporte es una entidad sin ánimo de lucro, que comenzó su actividad en España en octubre de 2010. 

En 2011 organizaron por primera vez, con la colaboración del Ayuntamiento de Chinchilla de Montearagón (Albacete), las Olimpiadas del Voluntariado, dirigidas a todas aquellas personas aficionadas al deporte, que colaboren como voluntarios en cualquier entidad, y que cumplan con los requisitos de marca mínima establecidos para el deporte y categoría en que deseen competir.

Las Olimpiadas del Voluntariado tienen carácter bienal, y se alternan con una Pretemporada Filosófico-Deportiva de seis días, también en Chinchilla de Montearagón. Se trata de unas jornadas abiertas inspiradas en la educación platónica, donde se aúnan música y gimnasia.

Además, desde 2016 la Escuela del Deporte colabora con la Real Academia Olímpica Española, gracias a lo cual se ha realizado este año un ciclo de actividades y una exposición en honor al barón Pierre de Coubertin, padre de los Juegos Olímpicos modernos.

La actividad de la Escuela del Deporte se basa en tres principios:

 

  • Canalizar las vocaciones deportivas con espíritu filosófico.
  • Usar el deporte como medio para transmitir y desarrollar valores en las personas.
  • Usar el deporte como medio para generar salud.

Actualmente la Escuela del Deporte tiene presencia en España, Brasil, Canadá, Paraguay, Bolivia, Rusia, Ucrania, Israel, República Checa, Hungría, Eslovaquia y Alemania.

 

Más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. · Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.